Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

sábado, 28 de noviembre de 2009

FRANCISCO DE MIRANDA, EL PRECURSOR.. Y GRAN OLVIDADO.

FRANCISCO DE MIRANDA
EL INVENTOR DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.... DEL SUR.

Los manuales de historia han sido muy injustos con él. Muy pocos personajes han estado en tantos sitios, han conocido tantas celebridades y han protagonizado tantos episodios históricos como Francisco de Miranda. Y en cambio es un gran desconocido en España.

La vida del General Francisco de Miranda (Caracas 1750-Penal de la Carraca, Cádiz 1816), su trayectoria personal y profesional, no tiene parangón posible en la historia reciente porque aúna más facetas que ningún otro. Fue un intelectual de porte, escritor aplicado, militar que luchó en tres continentes y con tres ejércitos diferentes, bibliófilo que logró reunir una d ellas bibliotecas más completas de su época, viajero infatigable que recorrió Europa (por el puro placer de instruirse) durante casi cinco años y un miembro destacado de la masonería que se relacionó con presidentes, monarcas, primeros ministros, políticos, músicos, escritores y con todo aquel que tuviese un papel importante en la historia del mundo en los finales del Siglo de las Luces.

Se le designa en Iberoamérica como “El Precursor”, pero en realidad fue el inductor y autor del andamiaje intelectual de las independencias americanas que se produjeron pocos años después de su muerte. Su archivo personal (la Colombeia, foto izquierda), descansa en la Academia Nacional de la Historia, Caracas, y fue declarado hace dos años por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad y figura desde entonces inscrito en el programa “Memory of the World”.
Con todo ello, ¿como es posible que un personaje de tanto relieve la historia lo haya hecho prácticamente invisible? No existe una respuesta que lo aclare al completo, pero, probablemente, el hecho de haber sido maestro y jefe de Bolívar, y que éste acabara entregándolo a las tropas españolas (es el inmenso borrón de tinta con el que pecha la biografía del Libertador) para salvar su propio pellejo, puede aclarar algo. Bolívar pasó a la Historia y Miranda, que fue quien lo introdujo en todo aquello que significara la independencia de las Indias, se hizo transparente. Sus compatriotas le dieron un título, El Precursor, y con tan pomposo nombramiento quedó en la negritud de la historia mundial.

DE SOLDADO A MASON: Con 20 años viajó a Madrid con el objetivo de ingresar en el ejército español, lo hozo comprando una patente de capitán a Von Thurriegel. En su primer viaje desde la Guaira a Cádiz comenzó a escribir los diarios de su vida. Ya como capitán del Regimiento de la Princesa tomó parte en los dos episodios de guerra mas importantes de aquellos años: la defensa de Melilla y la fracasada intentona de conquistar Argel. Harto de la incomprensión que, a su juicio, tenían sus superiores respecto de sus méritos, decidió formar parte de la expedición a la Habana que el Almirante Victorio de Navia encabezó, con el objetivo de reforzar las tropas españolas que iban a tomar parte en la batalla que movilizó al mayor número de efectivos nunca visto en la América hispana: Pensacola (1781), junto a la Florida. Por su participación en aquella importante batalla, decisiva para la futura independencia de los Estados Unidos fue ascendido a teniente coronel.
En su nuevo empleo fue encargado por el gobernador de Cuba de acordar los términos de rendición de las Bahamas, (1782), sin haber disparado un solo tiro, la sola presencia de la flota bloqueando las escapatorias indujo a los ingleses a rendirse. También fue designado por Cagigal para establecer el primer canje de prisioneros con los ingleses en Jamaica. Pero harto de estar perseguido por la Inquisición (que lo acusaba de leer libros prohibidos, incluso de llevar una vida licenciosa) y del acoso que el secretario de Estado contra su persona, bajo una falsa acusación de colaborar con los ingleses (que se resolvió a su favor 16 años después) optó por abandonar el Ejército en la habana e iniciar (con permiso expreso del gobernador) un viaje en 1785 por los EE.UU., donde se inició en la masonería, trató al presidente George Washington, se hizo amigo del ministro de guerra y de otro de los padres de la independencia americana, Samuel Adams.

UN LARGO PERIPLO POR EUROPA: De los EE.UU. partió para Londres a finales de 1784, cargado con una ristra de baúles que contenían sus libros y macerando la idea de preparar una invasión del sur del continente para liberar aquellas tierras del dominio español, tal y como había establecido a lo largo de muchas conversaciones con el general Henry Knox, cuando ambos confiaban en una fuerza expedicionaria de 5,000 voluntarios que pudiese cambiar el rumbo de la historia en la América sometida al dominio español.
Al poco de llegar a Londres dirigió un largo escrito al rey Carlos III donde ponía de manifiesto la persecución de que era objeto y solicitaba que se le reembolsaran los 85,000 reales de vellón que había pagado por su patente de capitán. Sin esperar una respuesta optó, acompañado por su amigo William Smith por iniciar un gran viaje, su Grand Tour, que le mantuvo por Europa durante los siguientes cinco años. Visitó Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, Hungría, Polonia, Italia, Grecia, Turquía, Dinamarca, Suecia y Rusia. En este último país hizo gran amistad con Grygory Potemkin y fue acogido por la emperatriz Catalina II como un huésped especial(se supone que incluso como amante). A partir de entonces viajó con pasaporte ruso (y con el título de coronel del Regimiento de Catherineslaw) bajo nombres falsos, ya que en todos los países que visitaba se encontró con que los embajadores españoles reclamaban su detención para enviarlo preso a la península.
En su Big Trip conoció a Gustavo II de Suecia, a Estanislao III de Polonia, al músico Haydn, al escritor Gibbon, al abate Raynal (autor del libro más perseguido por la Inquisición) a multitud de políticos, embajadores y miembros de la nobleza europea.
Ya de regreso en Londres, 1790, fue presentado al primer ministro británico, William Pitt, al que mostró un plan para invadir el sur del continente americano y durante casi dos años mantuvo reuniones al más alto nivel con miembros del gobierno recabando ayuda para su proyecto de emancipación de la Gran Colombia.
Cansado de recibir buenas palabras pero no la ayuda oficial, viajó en la primavera de 1792 a París, donde la Revolución estaba en uno de sus puntos más álgidos. Con cartas de presentación conoció a los principales revolucionarios, trabó amistad con el alcalde de París, con el ministro Roland, numerosos políticos y recibió una oferta que no le era posible rechazar: ser general en jefe del Ejército francés que luchaba en Bélgica. Al mando de 70,000 hombres (entre ellos Felipe de Orleans, futuro rey de Francia) participó en la toma de Lieja, de Amberes y en la famosa batalla de Valmy, hasta que el jefe supremo del Ejército del Norte le ordenó que conquistase Maastricht.
En el fragor de esta operación, cuando llevaba varios días bombardeando la plaza, fue sorprendido en su retaguardia por las tropas prusianas y tuvo que abandonar y replegarse hacia Lieja. Posteriormente volvió a ser derrotado, siendo acusado por Dumouriez de haber desertado y no haber cumplido las órdenes que tenía, lo que le obligó a viajar a París para defenderse ante la Convención Nacional mientras aquel se pasaba al campo enemigo y ponía al descubierto sus verdaderos planes: acusando a Miranda pretendía salvar su pellejo.

EL SUEÑO TRUNCADO: aunque fue absuelto y logró evadirse del patíbulo, Miranda volvió a ser acusado por Robespierre de traición a la Revolución y en la primavera de 1793 ingresó en la cárcel de La Force, donde conoció a madame Custine y se convirtió en su amante. Tras varios meses fue puesto en libertad y volvió a relacionarse con numerosos dirigentes franceses, entre ellos Napoleón Bonaparte, que dijo de él que era un Quijote sin locura y que llevaba el fuego sagrado de la libertad en la sangre. Pero la libertad le duró poco, ya que fue falsamente acusado de conspirar a favor de la monarquía e ingresó de nuevo en prisión.
A finales de 1797 consiguió la libertad, se reunió con otros suramericanos en París y redacto una docena de folios, el acta de la futura independencia de los países americanos sometidos a la Corona española.
De regreso a Londres en 1798 negoció de nuevo un plan de invasión del sur del continente americano con William Pitt, que fue dilatándose en el tiempo sin que acabara de sustanciarse. Otra vez volvió a París para reivindicar su honor y reclamar los haberes que como general le adeudaban, pero fue detenido por orden del ministro del Interior, encarcelado y puesto meses más tarde en libertad.
Tardó tres años en conseguir apoyos financieros y con dinero, cartas de presentación y su aureola de impulsor de las independencias americanas salió a finales de 1805 hacia Nueva York, donde fue recibido con héroe. En tres meses logró organizar un pequeño ejército de voluntarios, adquirió una fragata, en la que trasladó la primera imprenta de Venezuela; comunicó sus planes al presidente Jefferson y en Enero de 1806 salió hacia las costas de la Gran Colombia llevando como edecán al hijo de su amigo Smith, nieto del futuro presidente Adams.
Al final, con ocho barcos y trescientos voluntarios invadió Venezuela por la Vela, pero la expedición resultó un fracaso por que no encontró, como creía, apoyo en la población. Esto le costo una orden de busca y captura, incluso las autoridades españolas pusieron precio a su cabeza, 30,000 pesos.
Miranda había diseñado una nueva bandera tricolor, que actualmente es la oficial en Venezuela, Colombia y Ecuador, fue el primer comandante en jefe de la Armada suramericana, creo el primer ejercito revolucionario, pero no consiguió su objetivo. Después de pasar un año en Trinidad meditando el futuro, regresó a Londres en 1807, donde reinició sus contactos con el gobierno y logró un compromiso para que una fuerza expedicionaria de 10,000 soldados saliera de un puerto irlandés para invadir de nuevo la Gran Colombia.
Cuando ya parecía que los sueños se convertían en realidad, Inglaterra cambió los planes inesperadamente y decidió que las tropas preparadas para América acudieran al socorro de España, invadida por el ejercito napoleónico. Wellington le ofreció incluso sumarse a la expedición británica, pero el general Francisco de Miranda mantuvo su posición y optó por convertirse en propagandista desde Londres, creando el periódico “El Colombiano”.
En 1810 recibió a tres comisionados venezolanos, entre ellos Simón Bolivar, que le comunicaron la decisión de la Junta de Caracas de luchar por la independencia aprovechando la situación de España, y solicitarle que se uniese para encabezar el movimiento emancipador.
A finales de ese año decidió regresar a Venezuela, cuarenta después de haber salido, y fue recibido con honores de héroe, nombrado diputado de la nueva asamblea constituyente y acabó por encarnar la figura que llevase sobres sus espaldas, la dura tarea de conseguir la liberación total, no solo de Venezuela sino también del resto de Suramérica. Así, impulsó la declaración de independencia en julio de 1811, la primera formal en la parte sur del continente, un hecho de gran valor simbólico pero de nulas consecuencias inmediatas, y acabó siendo designado generalísimo del flamante ejército libertador, otorgándole Venezuela todos los poderes que emanaban de la nueva situación.
España, entonces, envió tropas para sofocar la rebelión, atacó por Puerto Cabello y dejó en cueros vivos al propio Simón Bolívar, que tuvo que abandonar la población con la escasa docena de soldados que le quedaron vivos, tras ver como la fortaleza militar se sublevaba en favor de los realistas e izaba en el mástil la bandera de España. Para complicar más aún la nueva situación de desamparo, el jueves santo de 1812 ocurrió una catástrofe natural, un gran terremoto que asoló numerosas ciudades (Caracas entre ellas), que cambió el curso de la incipiente guerra liberadora.
Miranda reorganizó sus menguadas tropas pero, a la vista del cúmulo de desgracias que veía por doquier, acabó capitulando ante el comandante español Domingo de Monteverde para evitar males mayores y , sobre todo, para reorganizar el ejército y preparar una nueva invasión del continente desde Trinidad. En la capitulación las tropas españolas se comprometían a no hacer prisioneros entre quienes se hubiese sublevado; un sueño que jamás se cumplió.

LA TRAICIÓN DE BOLIVAR: algunos de sus compañeros de armas, sobre todo, Bolívar, no asimilaron la nueva situación y acusaron a Miranda de traidor, de rendirse antes de tiempo y de desconocer el estado real de las tropas españolas antes de tomar una decisión de tanto alcance como la capitulación. Un 31 de julio de 1812 fue detenido en la comandancia de La Guaira mientras dormía, por un grupo de militares que encabezaba Bolívar, sin darle explicación alguna, y acabó siendo entregado a las tropas españolas, que no respetaron los términos firmados en el armisticio y lo encarcelaron en dos prisiones venezolanas, luego en el fuerte San Felipe de San Juan de Puerto Rico y más tarde en La Carraca, Cádiz, donde murió de una apoplejía en 1816 cuando tenía un plan para escapar de la prisión y regresar desde Gibraltar a Londres para continuar con su labor emancipadora.
Francisco de Miranda fue un reo de Estado sobre el que no hubo juicio ni acusación formal. Su nombre figura en el Arco del Triunfo de París, junto a los otros 557 generales del Imperio Francés en toda su historia. Es el único iberoamericano que ha recibido tal honor y, aunque un gran desconocido en Europa, es designado en América como El Precursor, el hombre que “inventó” la independencia de aquella parte del mundo, aunque luego se volviera invisible a los ojos de sus ciudadanos.


PD: Disculpen lo largo del artículo, he resumido, y seguramente se podría hacer más y mejor, pero me parecía volver a “diseccionar”, recortar..... y dejar en una mera notita una vida tan interesante, un personaje de tal calibre.



Por FERMIN GOÑI, Periodista y escritor. Su último libro publicado es “Los sueños de un Libertador” (Roca Editorial), novela inspirada en la vida de Francisco de Miranda.
Resumen de un articulo en Revista Clio, num. 96

Descubre el punto G masculino ...!!!!

El cuello, la oreja, el pecho, la parte baja de la espalda y, por supuesto, los genitales. El cuerpo del hombre está lleno de zonas erógenas. Ahora sólo tienes que descubrirlas y aprender qué puedes hacer con, sobre y en cada una de ellas.

Zonas erógenas masculinas

No hace falta ser un genio para saber cuál es el lugar de su cuerpo que tu chico espera que colmes de atenciones y mimos varios. Pero por fortuna en la anatomía masculina hay otros tantos puntos lujuriosos que, debidamente estimulados, llevarán a tu hombre a cotas de placer superiores a las que está acostumbrado. Según Ian Kerner, autor de Ellas llegan primero (Punto de lectura): "Estimular estos puntos le resultará superplacentero y creará cierta tensión sexual que incrementará el flujo sanguíneo en dirección a los genitales. Esta excitación intensificará sus contracciones pélvicas y potenciará el orgasmo". El hecho de que sean sitios inesperados en donde es muy probable que nunca antes le hayan tocado añade una dosis de picante y se convierte en una de las zonás erógenas masculina. He aquí el mapa de sus puntos escondidos más potentes y la guía para activarlos al máximo.
Su punto G

La próstata del hombre (esa glándula del tamaño de una avellana que se localiza bajo su vejiga) es el botón mágico para volverlo loco de placer. Para estimularlo, mientras le das sexo oral o durante la penetración, coloca dos dedos sobre la piel que está entre sus testículos y el ano. Tal y como explica Kerner: "Su próstata está situada en ese punto, aunque en el interior del cuerpo. Al presionar justo ahí lo que haces es rozarla de forma indirecta". Cuando sientas que tu chico está a un paso del orgasmo, presiona el área rítmicamente una vez por segundo hasta que llegue al clímax. Y si quieres, y él se atreve con una técnica más potente, estimúlale analmente. Cuando estéis en la postura kamasutra del misionero o en la de la cuchara (de lado), acaríciale alrededor de su "puerta trasera". Si no se queja ni pierde intensidad en la erección, es que tus movimientos le gustan.
¿Quieres dar un paso más? Pregúntale si puedes penetrarle. A unos tres centímetros de profundidad y hacia la parte delantera de su cuerpo sentirás una protuberancia redonda, ésa es la próstata. Puedes tocarla ligeramente o acariciarla con la punta del dedo, con movimientos rápidos y firmes o más lentos. No olvides tener las uñas cortas, usar mucho lubricante y estar pendiente de su reacción.
Su punto C

La oreja también tiene su punto G y, concretamente, el borde exterior de la misma, es otra zona superexcitante. "Esta firme prominencia cartilaginosa en forma de C alberga una gran cantidad de nervios", explica Barbara Keesling, autora de "Cómo volver loca a la mujer en la cama" (Robinbooks). Bésale en el cuello lentamente y ve desplazando tus labios hacia la parte trasera de la oreja. Apoya los labios en la zona alta del pabellón auditivo y recorre el borde de modo que roces la parte trasera y delantera de la oreja al mismo tiempo. Cuando sientas que su nivel de excitación está a tope, habrá llegado el momento de mordisquear y succionar su punto C. ¿Un toque extra? Acaríciale los genitales al mismo tiempo y con el mismo ritmo. Lo volverás loco porque es una de las zonas erógenas masculinas más demandadas por ellos.

Su punto 8 :
Este rincón es una bomba de placer . Coloca el dedo en la base de su pene, en el punto exacto donde se une a los testículos. "Esta zona está recubierta de un tejido igual de sensible y eréctil que el del pene", señala Kerner. Dibuja con la punta del dedo un anillo alrededor de la base de su miembro (ésa es la parte superior del ocho), entonces dibuja otro alrededor de su escroto justo en donde se adhiere al cuerpo (ésa es la parte inferior).
Durante los juegos sexuales previos dibuja ese ocho imaginario con el dedo o estimula una mitad con la lengua mientras acaricias la otra. Para multiplicar las sensaciones, alterna los movimientos y así no sabrá qué es lo que vas a hacer a continuación. Haz círculos con la lengua alrededor de los testículos, esta es otra manera de excitar esas zonas erógenas masculinas y, al mismo tiempo, presiona suavemente la base del pene. Este pinzamiento retiene la sangre en la zona y prolonga la excitación un poco más. Otras ideas sexys: sujeta una taza de agua caliente durante unos segundos y después coloca tus manos tibias sobre la zona. El calor intensificará la sensación de cada movimiento.

El punto W :

Dile a tu chico que se tumbe boca arriba, siéntate sobre él y coloca un dedo en uno de los laterales del pecho. Recorre el borde de su pectoral hacia abajo, desplaza el dedo hacia el centro y después hacia arriba para hacer el mismo movimiento pero a la inversa en el otro lado. Esta postura kamasutra es como si dibujaras una uve doble. Empieza con una caricia firme (ponte un poco de lubricante en la yema del dedo para que el roce de la piel sea más placentero) y luego repite el movimiento de forma más suave, con la mano o con la lengua. Cuanto más despacio le toques más excitarás todos los nervios que están bajo la piel. Alterna las caricias hacia delante y hacia atrás a lo largo de todo el punto W y no te olvides de prestar especial atención a sus pezones. Aumenta la presión y tócalos cada vez un poco más fuerte para que se concentre más sangre en la zona y la sensación de placer se intensifique.

El punto F:
En uno de los lados del pene, justo por debajo del glande, hay una línea fina extremadamente sensible: el frenulum o frenillo. Es cierto que muchas mujeres tocan el punto F durante el sexo, pero la mayoría ignora cuál es la mejor técnica para estimularlo igual que se estimula el punto G. Cuando le practiques sexo oral procura que tus dedos estén sobre el frenillo.
Mueve la mano y la boca al mismo tiempo hacia delante y hacia atrás, asegurándote de llegar hasta la punta del pene para rozar el punto F en cada movimiento. Y durante el coito, por ejemplo, colocaos en una postura (como el misionero o estilo perrito) en la que sea él quien haga casi todo el movimiento a la hora de penetrarte. De esta forma él se ocupará de que su frenillo consiga la máxima fricción.
El punto X :

Dile a tu chico que se tumbe boca abajo con las piernas juntas. Verás que la hendidura que queda entre sus nalgas (el pliegue en el que cada nalga se encuentra con la parte posterior de sus muslos más los pliegues de la parte interior de sus muslos) forma una X. "Acariciar el punto X es excitante porque te acercas al ano, al perineo y a los testículos sin tocarlos directamente", dice Keesling.


Dale un masaje en la espalda y desliza las manos hasta el trasero. Presiona con cada mano el pliegue de ambas nalgas (donde se unen con los muslos) y, poco a poco, acerca los dedos entre sí.
Cuando se encuentren en la mitad desliza un dedo en dirección a la espalda mientras que con el otro presionas hacia la zona interna de los muslos. Alterna los movimientos para mantener el factor sorpresa y, para poner la guinda, lámele el centro de su punto X o su punto G, justo donde las dos líneas se cruzan.
El punto R:

Los testículos son extremadamente sensibles y, de hecho, hay un pequeño punto que, bien estimulado, le lleva al placer total antes que cualquier otro roce. Se trata de esa línea que recorre el centro de su escroto de arriba abajo. Pero también es verdad que es un punto tan sensible que hay hombres que lo encuentran maravilloso y otros que ni locos se dejan tocar. Así que experimenta de qué tipo es tu chico tocándole ahí suavemente mientras le acaricias el pene durante los juegos previos.
Si se pone tenso o deja de jadear está claro que has de parar. Si, en cambio, le gusta, puedes lamerle en la zona donde el escroto se une al cuerpo. Continúa deslizando la lengua hasta llegar a la cabeza del pene y ya verás como en cuestión de segundos tu chico estará directamente en el nirvana.

El punto 0:

Según los textos tántricos un ligero masaje en la rabadilla despierta el "kundalini" o energía sexual. En la base de la columna vertebral hay una pequeña protuberancia repleta de terminaciones nerviosas conectadas directamente con los genitales, igualito que el G. Por eso, acariciar esta zona es una buena manera de estimularle.
Dile que se tumbe boca abajo, coloca los pulgares sobre el punto O y muévelos en círculos pequeños. Después, bésale o lámele sobre el dibujo de la columna vertebral mientras continúas dándole ese intenso masaje en la parte baja de la espalda. Presiona de forma constante y ve alternando los movimientos firmes con otros más delicados. Cuando termines, te darás cuenta de que su columna no es la única parte del cuerpo que está dura.

http://www.cosmohispano.com/zonas-erogenas-masculinas

viernes, 27 de noviembre de 2009

El largo adios....!!!!


Desde que en el año 1299 a.C. los aqueos del Peloponesio fueron expulsados de sus tierras por los dorios, el desalojo colectivo, marcado por la ambición y prejuicios, ha sido una práctica común en la experiencia humana. Por expulsión masiva se entiende el acto por el cual la autoridad de un estado se asegura de la remoción de personas de un territorio en contra de su voluntad. Aunque también existen factores naturales o económicos que puedan llevar al desplazamiento involuntario, las guerras civiles y las tensiones étnicas son con frecuencia el pretexto para estas movilizaciones que, por lo regular cobran una cuota muy alta de victimas.
Los expulsados pierden muchas veces por decreto sus posesiones. Al serles arrancada de manera súbita su vida, no solo enfrentan una crisis de identidad, también el acto se convierte en caldo de cultivo para el eventual deseo de reivindicación, formando un circulo vicioso que se extiende por generaciones. Como los desplazados palestinos de los territorios de Gaza y Cisjordania. Las expulsiones masivas de grupos sociales específicos tienen un largo historial, motivadas frecuentemente por la discriminación y arbitrariedad.
En todo caso la limpieza de los territorios es un controvertido tema que no ha terminado pese a los esfuerzos de autoridades locales e internacionales por mantener la convivencia y la tolerancia.
Mientras tanto, para quienes se ven en la penosa necesidad de reconstruir sus vidas en otros sitios, la nostalgia es un peso añadido a su desgracia.

Las expulsiones que han cambiado el rumbo de la humanidad.

CULTURA:
SALIDA DE LOS ARABES DE ESPAÑA.


A principios del siglo xvii, los moros de las provincias españolas de Aragón, Cataluña y valencia fueron objetos de leyes discriminatorias. Aunque el antes y el después de la reconquista de la Península Ibérica (consolidada en 1492) fue una época de fructífera interacción entre ambas culturas, los cristianos comenzaron a quejarse de los musulmanes, en buena parte debido al resentimiento instigado por las autoridades eclesiásticas hacia el estilo de vida austero y culto que llevaban sus contrapartes ‘infieles’. Se les acuso de monopolizar los oficios y el comercio. El hecho de que no consumieran vino y carne se volvió un problema, al igual que su escaso pago de impuestos.
La expulsión comenzó en 1609 en Valencia, y muchos moros fueron vendidos como esclavos. Medio millón de musulmanes fueron desplazados en 3 años. Los efectos económicos y culturales llegaron a ser desastrosos para el imperio español, porque los ‘rechazados’ constituían la mayor parte de de la mano de obra en los campos, y porque España se vio súbitamente privada de los vastos conocimientos en las ciencias y en las artes.

ODIO:
EXPUÑSION DE LOS JUDIOS.


El antisemitismo se ha manifestado en distintas etapas de la historia. Del éxodo bíblico que narra la salida s los judíos de Egipto, pasando por la expulsión de Roma ordenada por el emperador Claudio en el año 51 hasta los traslados forzados por la obra del gobierno nazi, el ‘pueblo elegido’ se ha visto en permanente exilio. Su triste itinerario incluye las expulsiones históricas de Inglaterra, ordenadas por Ricardo I en 1290, de Francia ordenadas por Felipe IV en 1306, de Austria en 1421, de España, en 1492, en la que se les obligó a convertirse al cristianismo, y de Bohemia, en 1744. Todas ellas fueron motivadas por la ignorancia y el fanatismo religioso, aunque detrás se escondía factores económicos. De manera irónica al ser creada la nación de Israel en 1948, miembros de otro pueblo el palestino, se vieron obligados a abandonar sus hogares y establecerse en campos de refugiados o emigrar a otras naciones muchos de ellos con el resentimiento guardado que da origen a un movimiento de resistencia – o terrorismo según el punto que se mire- aun vigente.

CIRCUNSTANCIAS:
REUBICACION DE LOS ACADIOS.

En el siglo XVII los franceses asentados en la región de Acadia, provincia de Nueva Escocia, Canadá, se aislaron y formaron una sociedad aparentemente utópica, pues a diferencia del resto de los colonizadores europeos desarrollaron su propia cultura al adaptar sus raíces y mezclarlas con las costumbres y tradiciones de los pueblos aborígenes, con quienes mantuvieron una excelente relación. Su desden hacia la autoridad formal y su autonomía se basaban en una decisión colectiva. Así, prefirieron permanecer neutrales ante las guerras coloniales, pero sin una institución política o religiosa que los representara y sin un líder prominente entre ellos –la comunidad era su fuerza-, quedaron desprotegidos. Y aunque tranquilos y tolerantes fueron invadidos durante la guerra de los 7 años entre Inglaterra y Francia. Los británicos expulsaron entonces 14.000 acadios de sus tierras, es decir, a casi tres cuartas partes de la población total de la zona; incendiaron sus pueblos y confiscaron sus tierras y propiedades. Este traumático episodio conocido como Le Grand Dérangement, la gran expulsión disperso a los acadios por diversas zonas de Norteamérica, donde un puñado se situó en la región de Louisiana, donde se formo la población cajón que fiel a sus descendientes, enriqueció su cultura al asimilar las costumbres locales y formo comunidades cerradas en las zonas mas inhóspitas del territorio, donde mantuvo intacta su lengua criolla y sus tradiciones.

REVANCHA:
EXPULSION DE LOS ALEMANES EN LA POSGUERRA.

Al termino de la segunda guerra mundial, y como manera de reacomodar el mapa étnico de Europa del Este, las fuerzas aliadas decidieron en la conferencia de Postdam en 1945 , “transferir de una forma ordenada y humana” a cerca de 16 millones de personas, todas pertenecientes a minorías étnicas alemanas, hacia las zonas controladas de Alemania, entre ellas, una minoría relativa los llamados Volksdeutsche, eran germanos que se habían asentado en el siglo XII en Polonia, Checoslovaquia y Hungría.
Las regiones de Silesia, Prusia del Este, Brandemburgo del Este y Pomerania, originalmente territorio administrativo del estado Alemán, fueron cedidas a Polonia, mientras sus habitantes llamados, Reichdeutswche, se les ‘deporto’ de su propio territorio hacia el interior del país. Quizá para entender el contexto de aquella decisión debemos recordar lar heridas –aun abiertas- que dejo el gobierno nazi en los países afectados durante el conflicto. En una declaración controvertida, Sir Winston Churchill menciono que esta movilización étnica era la ‘salida más efectiva’ para solucionar los problemas de la región que podrían presentarse.


PATRIOTISMO:
INTERCAMBIO DE LAS MINORIAS EN LOS BALCANES.


En la primera guerra de los Balcanes, en 1912 los turcos perdieron prácticamente todos los territorios europeos, con excepción de Constantinopla. El reordenamiento de las zonas conquistadas se complico tras la segunda guerra mundial, cuando Serbia y Grecia se unieron al bando de los aliados y Bulgaria y Turquía del lado de los poderes centrales. Como resultado se llevo a cabo un movimiento étnico sin precedentes en la historia moderna.
A la fecha las tensiones étnicas no han quedado resuelto. Durante la última guerra en Bosnia (1992-1995) uno de los enfrentamientos más atroces de la era moderna, serbios y croatas efectuaron una cruenta limpieza étnica, que solo produjo uno de los genocidios más deplorables de la historia en contra de la población musulmana, sino también llevó al desplazamiento de 1,8 millones de personas.

ECONOMIA:
LA EXPULSION DE ASIATICOS DE UGANDA.
En agosto de 1972, el presidente Idi Amin Dada, quien había llegado al poder un año antes por un golpe de Estado, emitió un decreto en el cual ordenaba que todas las personas de origen indio y pakistaní tenían 90 días para abandonar el país, esto incluía a quienes ya eran ciudadanos ugandeses. Entre 40.000 y 50.000 evacuaron la nación africana a mediados de noviembre de 1972. Como no pudieron transferir sus bienes ni venderlos, esto fue una expropiación de facto.

Gerardo Sifuentes.
Revista, Muy Interesante
Año 24, numero 289, pagina 38 a 44.
Transcrito y condensado por Afrodita.

Estas no son todas las razones de grandes expulsiones que ha habido, pero si una muestra de lo que el egoísmo, la mezquindad, el odio y la ambición pueden hacer cuando hay poder de por medio y como se demuestra en estos casos que la vida humana puede llegar a valer tan poco.
Afrodita.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Dias






Hay días que quisiera olvidar
no acordarme que pudieran llegar
mirar al horizonte y ver algo más aya
contemplando la mañana, tumbada en el sofa.

Doña Bárbara, solo una novela???



La novela Doña Bárbara de don Rómulo Gallegos, la principal obra de la literatura venezolana y una de las novelas más importantes de la literatura latinoamericana e iberoamericana. Fue publicada por la editorial española Araluce y muy pronto ocupó los primeros lugares de popularidad en las listas de libros más leídos.
La historia de esta novela que estableció una serie de personajes emblemáticos y muy representativos de la identidad de los venezolanos y de la lucha encarnizada entre la civilización y la barbarie tiene su origen en la visita que Rómulo Gallegos hiciera a una propiedad de Juan Vicente Gómez en el año 1927. Así lo relató el autor en una entrevista:

””Nació en un hato de Juan Vicente Gómez: El hato La Candelaria. Allí asimilé ese olor a vacadas y o boñiga del que mi novela está llena. También sentí, a través del cuadro campesino, el hálito de la barbarie que afligía a mi patria. Instintivamente, perseguí el símbolo, y apareció con toda su fuerza la protagonista. No era aquello intencional, pero sí intuitivo.””
Doña Bárbara inaugura un nuevo momento en la literatura del país latinoamericano y del continente ya que marca el paso de la novela realista a la costumbrista. La imagen de esta mujer endurecida por el destino, recia, casi hombruna, que contrasta con la de Santos Luzardo, el protagonista masculino, han querido verse siempre como la lucha entre opuestos irreconciliables. Igualmente se ha visto como la representación de la Venezuela de las primeras décadas del siglo XX, que pasa paulatinamente de ser un pais con una mayoría de población analfabeta y rural, a ser impactada por la modernización que trajo consigo el petróleo con la consecuente emigración a las ciudades y el aumento de los índices de escolaridad.
Es también un ejemplo de las tantas novelas que han marcado el desarrollo del cine latinoamericano, y una de las más versionadas también en la televisión (en los actuales momentos se hace, por ejemplo, una producción de una novela en Colombia basada en este libro. Les dejo el comienzo de la más famosa y en cuyo guión participó el propio Gallegos: la película protagonizada por María Félix y Julián Soler.





http://www.papelenblanco.com/novela/80-anos-de-la-publicacion-de-dona-barbara-de-romulo-gallegos

Mi Opinión.

He leído unos cuantos libros en mi vida y solo unos pocos me he leído de manera impuesta y Doña Bárbara fue uno de ellos, he de confesar que a la edad en que lo leí no me gusto para nada, tenia doce años y me lo mandaron leer en el colegio como una tarea de literatura, el porque no me gusto tiene su explicación en que había visto parte de una telenovela sobre este libro y el personaje principal Santos Luzardo, no me parecía con la fuerza de carácter para enfrentarse a semejante monstruo como lo era la Doña, creo que se llamaba Elio Rubens y un rictus en su boca me parecía de gente blanda y sin carácter, mas, la actriz que encarnaba a la Doña, era marina Baura y hasta el día de hoy siempre que la veo la veo bárbara en el sentido del personaje y en todos los demás sentidos, nadie como ella y que me perdone Maria Felix y la chica que en estos momentos esta protagonizando la que seria la enésima versión de tan buena novela.
Esta demás decir que la volví a leer, Como me leí todos las demás novelas de Gallegos en un hermoso regalo que me hizo mi madre, de sus obras completas, entonces ya tenia quince años. Quede impresionada por la descripción tan buena y detallada que hizo don Rómulo Gallegos de los llanos venezolanos y la manera como viven hasta el día de hoy no ha variado casi nada.
La barbarie en mi país se instauro hace siglos y enraizó de manera firme y colosal para no irse nunca mas, he visto como a través de la historia se ha luchado contra ella para volver a caer en sus garras y para muestra un botón con el tan bárbaro presidente que nos damos el lujo tener…
Desvarío… pero no en balde, porque creo que Doña Bárbara es cíclica y esta condenada a vagar en su bongo por nuestro territorio llenando de vivapepismos y de negocios turbios a todo mi país, a todo mi continente…
A malaya Doña Bárbara, si eres un personaje de ficción,… ¿Por qué te empeñas en encarnarte en seres que nos gobiernan o que tienen algún poder sobre los pobres venezolanos?
No era idea de don Rómulo que te hicieras realidad y vencieras.. la idea era que Santos Luzardo se enseñoreara sobre ti, que vengara la honra venezolana en nombre de Lorenzo Barquero y que los hermanos Mondragón no ejecutaran tus turbios negocios. Como ahora lo hacen los Mondragones del gobierno…
Tuvo don Rómulo una visión futurista con el país, representado por Marisela y que se empeñan en mancillarla y robarle su herencia… gozarse en ella y en su nombre cometer los mas bajos crímenes…? Fue tal vez gallegos un profeta sin saberlo…? O es que así como en Macondo estamos destinados a pagar por algún pecado cometido en contra de algún inocente antepasado por los siglos de los siglos o hasta que venga una catacliptica ventolera y acabe con toda esta vaina…?
Afrodita.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Reflejos



Quisiera mirar y no puedo
tal vez ya no sea el momento
de revivir aquel encuentro
que solo fue un puro reflejo.

domingo, 8 de noviembre de 2009

La Mano de Fátima. Maravilloso Libro.

La nueva novela de Ildefonso Falcones, autor de La Catedral del Mar. La historia de un joven desgarrado entre dos religiones y dos amores, en busca de su libertad y la de su pueblo, en la Andalucía del siglo XVI. En la opulenta Córdoba de la segunda mitad del siglo XVI, un joven morisco, desgarrado entre dos culturas y dos amores, inicia una ardiente lucha por la tolerancia religiosa y los derechos de su pueblo. En 1568, en los valles y montes de las Alpujarras, ha estallado el grito de la rebelión: hartos de injusticias, expolio y humillaciones, los moriscos se enfrentan a los cristianos e inician una desigual pugna que sólo podía terminar con su derrota y dispersión por todo el reino de Castilla. Entre los sublevados se encuentra el joven Hernando. Hijo de una morisca y el sacerdote que la violó, es rechazado por los suyos, debido a su origen, y por los cristianos, por la cultura y costumbres de su familia. Durante la insurrección conoce la brutalidad y crueldad de unos y otros, pero también encuentra el amor en la figura de la valerosa Fátima, la de los grandes ojos negros. A partir de la derrota, forzado a vivir en Córdoba y en medio de las dificultades de la existencia cotidiana, todas sus fuerzas se concentrarán en lograr que su cultura y religión, las de los vencidos, recuperen la dignidad y el papel que merecen. Para ello deberá correr riesgos y atreverse con audaces y muy peligrosas iniciativas.Los lectores de La catedral del mar encontrarán en esta segunda novela de su autor las mismas claves que llevaron al éxito a la primera: la fidelidad histórica, que se entrevera con un apasionado relato de amor y odio, de ilusiones perdidas y esperanzas que dan sentido a la vida y la lanzan por los caminos de la aventura. De ese modo, su autor construye una trepidante novela que pretende reflejar la tragedia del pueblo morisco, ahora que se cumple el cuarto centenario de su expulsión de España, y que también relata una vida singular, la de un hombre fronterizo y enamorado que nunca se resignó a la derrota y luchó por la convivencia.
Y digoles yo..... Si su primera novela me entusiasmó, esta última me convierte en un adicto al Falcones. Sus casi mil paginas están llenas de sentimiento, historia, y todo cuanto hace que uno se vuelque en la lectura durante horas y horas, con la esperanza de que su protagonista salga de esos “pozos negros” en los que caé continuamente, y si, sale, para volverse a encontrar otro más en sus largas peripecias.
En fins... una novela más que recomendable, de esas que una vez acabada nos deja volando nuestra imaginación a como erán aquellas vidas, en aquellos momentos, y sobre todo, con aquella sociedad.
Ojalá fuera leida por millones y millones de personas, no para engordar el bolsillo del autor, sino más bien para que sean muchas las personas que sientan las penurias por la falta de tolerancia hacia otras personas que solo se diferencian entre si por el nombre del dios al que adora cada cual.
Y Gracias Ildefonso, con novelas como esta es más sencillo mantener la esperanza de que las cosas pueden cambiar.... y para mejor.

viernes, 6 de noviembre de 2009

A jugarrrrrrrrrr.... para ellos.


Explorando el amplio universo de los juguetes sexuales vemos que también les toca el turno a los hombres. Hablaremos de los juguetes sexuales masculinos disponibles en el mercado.

Aunque a decir verdad, no son muchos los varones que se atreven a descubrir nuevas experiencias en este terreno de los juguetes sexuales, hay otros que sí los utilizan, por gusto o por necesidad, o por lo menos se muestran abiertos a escuchar acerca de ellos para probar nuevas formas de satisfacción sexual.

Cualquiera sea tu caso, este sexomail, te resultará interesante, y si eres mujer, quizá quieras intentar convencer a tu pareja de implementar nuevos juegos sexuales y este artículo te ayudará a despejar dudas y a encontrar los fundamentos para convencerlo.

Las variedades en juguetes sexuales masculinos, disponibles en el mercado, son las siguientes:

Para uso anal:

- Vibradores o dildos:
Generalmente en forma de pene, son los más tradicionales. Fabricados en todo tipo de materiales, los más adecuados son aquellos de silicona.

Vienen manuales o con motor vibrador. Son usados para penetración anal ya sea en juegos de pareja o como masturbadores.

Recuerda usar un muy buen lubricante antes de colocarlos en el recto.

- Bolas chinas:
Se trata de bolas o pelotas unidas entre sí a través de un hilo flexible, las cuales provocan una placentera vibración con el movimiento del propio cuerpo. Traen un cordón para facilitar su extracción.

- Manos, brazos y puños realísticos:
Ideal para los que buscan sexo más extremo, práctica conocida como fisting.

Pero no todos los juguetes son para uso anal, ya que muchos hombres, no les interesa este tipo de estimulación y desean satisfacer sólo su pene. Para ellos, las alternativas son las siguientes:

- Muñecas hinchables o inflables:
Las que simulan el cuerpo de una mujer, o también de hombres, algunas de ellas tan reales como las “real dolls”.

- Las bocas:
Réplicas exactas de bocas, las cuales son ideales para una perfecta estimulación oral. La manera de conseguir “sexo oral”, disponible a toda hora. Pueden ser manuales, con bomba de succión o con vibración.

- Succionadores:
Otra forma de simular una estimulación oral para tu pene. El mecanismo de acción de estos juguetes, es similar al de una bomba de vacío.

- Mano masturbadora:
Una réplica de una mano femenina, la cual viene con un potente vibrador para garantizar el máximo placer en tus masturbaciones.

- Vaginas y anos:
Réplicas exactas de estos órganos. Muchos de estos modelos son con bomba de succión y los más avanzados, suelen venir con vibrador.

Fuente: educasexo.com

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Zancadillas de la vida



Al compás de una guitarra
yo te canto desaliento
para ver si con al música
se te va el aburrimiento
Aburrimiento del día
que apareció ese desaliento
que se quedo el alma helada
ante tanto sufrimiento

Cierra los ojos y piensa
que solo fue un mal encuentro
zancadillas de la vida
que se cruzo aquella vez

Mas Que Sorprendente Reloj: