Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

sábado, 12 de marzo de 2011

GENTE CORRIENTE( DE EL PERIODICO DE CATALUNYA)

Se arma un minúsculo barullo, casi imperceptible, cuando María José y su marido, Chema, entran con sus sillas de ruedas en el angosto café. No es necesario, pero la camarera mueve mesas para facilitar el paso: «Tranquila», le repite Chema varias veces. No es necesario, pero un cliente cambia de asiento para dejar más espacio: «Tranquilo», insiste. No es necesario, pero yo también me disculpo porque quizá este no sea el mejor lugar para una entrevista. «Tranquila», dice María José.
JONATHAN GREVSEN
-¿Cuántas veces dicen esta palabra, tranquila/o, al cabo del día?
-Muchas. Sigue habiendo cierto comportamiento paternalista. Si alguien se tropieza contigo ni siquiera se para, pero si ve una muleta o una silla, enseguida pide perdón. Es algo cultural, pero te acostumbras y corres un tupido velo.
-El virus de la polio la atacó cuando era un bebé. ¿Hay algo que no haya podido hacer?
-No. Las limitaciones muchas veces te las pones tú. Es algo que cuando lo digo en voz alta la gente se rebota, pero ¿y qué?, ya tengo cierta edad. Nos tocó vivir en una sociedad en la que tenías que sentirte agradecida por estar viva. Yo he sido muy rebelde y nunca me creí las limitaciones, aunque en mi fuero interno están.
-¿Qué quiere decir?
-Cuando era muy pequeña, me metía cada noche en la cama y lo primero que pensaba es que quería ser actriz. Pero inmediatamente me decía: «No, no puedes serlo».
-¿Por qué?
-Eran los años 60 y por ser coja no podía acceder a nada. Un día, yo misma enterré ese sueño. A los 7 años dejé de soñar que quería ser actriz y jamás le conté el sueño a nadie. Pero hace poco, aquel sueño volvió.
-¿Cómo fue?
-En enero pasado me enteré de que se hacía un taller de danza integrada, con bailarines profesionales, coordinado por Jordi Cortés. «¿Por qué no puede ser bello mi propio movimiento?», me dije. Pero al mismo tiempo pensaba: «Ten cuidado con lo que sueñas».

-¿Tenía miedo?
-No sabía cómo iba a terminar los ensayos, ni si iba a poder terminarlos. Sufro el síndrome pospoliomielítico, una enfermedad muy poco conocida que se manifiesta 15 o 20 años después del ataque del virus. Tengo muchos dolores, desde la punta del pie hasta las pestañas, y lo peor es que esta vitalidad que ves no existe. Me levanto y me acuesto cansada, cada cosa es un esfuerzo tremendo y no tengo fuerzas ni para hablar. Era administrativa en un hospital, pero a los 40 años pedí la invalidez. No podía con mi alma. Solo vuelvo a ser yo cuando me hago el tratamiento de ozonoterapia una vez al año.

-¿Qué pasó en el taller?
-El primer día llegué arrastrándome a casa y al tercero pensaba que no iba a poder terminar. Pero no hay nada como la ilusión. Terminé mejor de lo que empecé. La guinda fue cuando Jordi me dijo que contaba conmigo para un proyecto. ¡Era la única coja y la única amateur del grupo!
-Se cumplió su sueño.
-Estrenamos el espectáculo Black Out en diciembre pasado y durante las últimas semanas incluso dejé de tomar analgésicos. He confirmado algo que todos sabemos: cuando algo te estimula y te hace ilusión, tu cuerpo reacciona. Ahora vuelvo a tomar pastillas. ¡Que vuelva el taller y que salgan más actuaciones!
-Antes de la danza, usted ya había hecho mucho deporte.
-Desde los 13 años, y practiqué baloncesto durante 20. Formé parte del primer equipo femenino de baloncesto en silla de ruedas de España, con el que participamos en los Juegos Paralímpicos de Barcelona-92. Yo me entrenaba con los chicos, porque quería estar al mismo nivel. Era dura. Estaba convencida de que podía hacer lo mismo que los demás. No he querido ser diferente; ya lo soy.
-¿Su familia también lo veía así?
-Fui la niña de los ojos de mi padre y todo lo que hacía estaba bien, pero cuando tuve a mi primer hijo me di cuenta de que él tenía sus dudas. Un día estábamos en el parque y levantó la manta del cochecito que cubría al bebé, tocó los michelines de sus piernecitas y se le saltaron las lágrimas.
-Es una mujer de armas tomar.
-Yo también he llorado mucho y lo he pasado muy mal. Pero se acabó. Tengo 50 años y cada vez me siento más satisfecha. Tengo las cosas claras, estabilidad emocional, y puedo hablar con firmeza y confianza.
Una hora después, a la salida del café, es como si las sillas de ruedas se hubieran vuelto invisibles. Nadie corre a mover las mesas.

ESTA MUJER ES NUESTRA AMIGA JOJO, ME HE PERMITIDO POSTEARLO COPIANDOLO DE EL PERIODICO DE CATALUNYA DE HOY...
UN SALUDO A TODOS ESPECIALMENTE A JOJO POR ESA FUERZA Y POR HABER CONSEGUIDO UNO DE SUS SUEÑOS... FELICIDADES JOJO!
ANNA

6 comentarios:

Anna dijo...

perdonnn no puse qu es una entrevista que le hen hecho ays ays mi cabesica :P

AƒяođiTส dijo...

Se entendio Anna, he llorado desde la primera linea... cosa rara no?? jajaja que orgullosa me senti de Jojo y cuantos recuerdos... Estoy feliz por que se que esta bien, tengo tiempo pensando en ella...
gracias Anna
besos!!

Anna dijo...

besoss afro! :) ;)

Tibu Loko dijo...

joe joe joeeee.... y más joe...
Que pasada, no tenía ni pajorera idea de la fortaleza de la jojo... manda cohones... me quedao alucinao.
Anna, Mil Gracias, y me merezco dos buenas ostias. Ella me envió al correo un enlace con la entrevista, y ni lo ví... es para matarme.
BESOSSSSS WAPETONASSSSSSS....
Y ESTA SEMANA ABRIMOS EL BLOG... FALE??

Anna dijo...

comorllllllllllllll???????? queseso de que se abre el blog que no mentero?????????????' no ta abierto ya?? ays ays ajajajjjaaj que lios :P

Anna dijo...

ays se me olvidraon las dos yoyas :p placa placaaaaaaaaaaaaaa jajjaajaj

Mas Que Sorprendente Reloj: