Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

jueves, 17 de enero de 2008

Qué tal te llevas con la pornografía?




Por Oscar Ochoa García/TodaMujer.com.

"Y libres para siempre de la luna lunática.
fornicaron al fin como Dios mandao mejor dicho,
como Dios sugiere" Mario Benedetti


En el largo trayecto que ha recorrido la civilización, muchos temores han desaparecido.
Gracias a los avances en el conocimiento, los numerosos mitos creados ante lo incomprensible se han diluido ante el peso de fundadas explicaciones. Así ha ocurrido con la mayoría de los fenómenos naturales: en el devenir de los siglos dejó de creerse que las deidades eran responsables de fenómenos como la lluvia, el viento, el sol, las mareas... Hoy el sol es el sol, el viento es el viento, la lluvia es la lluvia y, en fin, el mar es el mar.


El fenómeno de la sexualidad, desafortunadamente, no ha corrido con la misma suerte. Estamos estrenando siglo y la desmitificación no termina de ocurrir. Cual si la escena bíblica acabase de tener lugar, todavía se mantiene vivo el dedo acusador que nos aterra y nos obliga a buscar hojas de parra para cubrir la infame desnudez y todo lo que se le parezca.

Así entonces, quien desea obtener evocaciones del paraíso perdido mediante la observación de seres humanos desnudos, acariciándose y algunos de ellos (¡Dios bendito!) teniendo relaciones coitales, se verá en la necesidad de recurrir a los materiales catalogados como pornográficos. Y, más allá del alto precio monetario que se paga, hay un costo mayor: el sentimiento de culpa que en mayor o menor medida suele acompañar a quien los adquiere.
En muchos lugares aún existe la polémica sobre la posibilidad de liberar formalmente la venta y distribución de estos productos, pero lo que hay que asumir en la actualidad, es que el más grande impedimento no es jurídico ni social.

La restricción más fuerte resulta ser la que cada cual trae en su interior como consecuencia lógica de la moral judeocristiana que impregna nuestra cultura, y que reprueba cualquier manifestación de la sexualidad que rompa con el prototipo del matrimonio heterosexual asociado a la reproducción.

En el Instituto Mexicano de Sexología (Imesex), preocupados por la falta de rigor que se refleja en las variadas definiciones que se han intentado para la palabra pornografía, e interesados en promover una educación libre de mitos y prejuicios, hemos decidido utilizar un término alternativo: llamamos Expresiones Gráficas de la Sexualidad a todas aquellas representaciones de la sexualidad expuestas en forma de fotografía, película, pintura, dibujo, escrito o grabación.

En cuanto a su uso, con base en diversos estudios realizados existen indicadores suficientes para decir que:

·*Un número muy elevado de personas (de uno y otro sexo) han visto alguna vez en su vida representaciones gráficas de la sexualidad.

·* Este tipo de material se puede sumar a los elementos que estimulan y enriquecen la relación de una pareja, cuando ambos lo disfrutan.
·* Es una fuente de información significativa tanto para hombres como para mujeres, más frecuentemente en lo relativo a la prácticas de relaciones vía oral y anal.

·*Las expresiones gráficas de la sexualidad ; como puede ser el caso de ver una película o revista, ayudan a romper la monotonía y a despertar la imaginación. Por ello, su prescripción forma parte de las estrategias terapéuticas utilizadas en el tratamiento de determinadas disfunciones sexuales.

·* Brindan la oportunidad de satisfacer la curiosidad por observar todo el cuerpo humano, así como las más diversas caricias y posiciones sexuales. Baste reconocer que muchos de nosotros así tuvimos nuestros primeros acercamientos al mundo de la sexualidad.Por lo que se refiere a los temores y mitos que se albergan al respecto, vale la pena resaltar lo siguiente:
·* Tanto en uno como en otro sexo, ante la exposición repetida de este material sobreviene un aburrimiento, pues su efectividad como estímulo decrece gradualmente.
·*No cambia sustancialmente el comportamiento sexual de las personas más allá de lo que han sido sus valores y conceptos éticos.
·* En cuanto a los jóvenes y niños que ven estos materiales, los efectos son similares a los ya mencionados, sólo que en los niños la pérdida del interés y el aburrimiento por el material ocurre de manera todavía más rápida y acentuada que en los adultos.



En los países donde se ha liberado su venta y distribución (Inglaterra, Dinamarca, Estados Unidos) ha quedado demostrado que, lejos de propiciar un incremento en delitos de índole sexual, estos no varían e incluso llegan a disminuir.Finalmente, a cada uno de nosotros nos toca revisar el nivel de enjuiciamiento personal en que nos encontramos sobre el uso de expresiones gráficas de la sexualidad, darnos cuenta si existe o no el deseo de flexibilizarlo, y actuar en consecuencia.



Toda decisión personal es legítima, sin olvidar que los límites quedan marcados por la libertad igualmente legítima de otra u otras personas a estar en desacuerdo con cualquiera que sea nuestra postura.La vivencia de la sexualidad es naturalmente humana. Pero igualmente humano y natural esperamos que sea el respeto hacia la manera en que cada cual decide vivirla.
Tomado de la red..

2 comentarios:

TiburonX069 dijo...

Buenisimo Articulooooo.....
Y rompiendo tabues.....
Con dos cohoneeeeee....
Muchas cadenas nos imponen y en nuestras manos tenemos las tenazas pa romperlas... Gracias por ayudar con tu grano de arena a irlas rompiendo todos.
Muakkkkkkkkkkkkk....

Yonaja dijo...

Muy bueno Afro el artículo, estoy de acuerdo con Tibu, los tabús hay k ir rompiendolos, y nosotros tenemos el poder de hacerlo...asink hagámaslo YA, para poder disfrutar de una sexualidad, sana y placentera....olee Afro..

Mas Que Sorprendente Reloj: