Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

lunes, 3 de marzo de 2008

Malta, la Pequeña Gran Desconocida.


Reseña Histórica: En el 1000 adC, los fenicios ocuparon las islas, y las llamaron "Malalt" (Refugio Seguro). En el 736 adC, los griegos ocuparon la isla convirtiéndola en la colonia de Melita.
Las islas pasaron después al control de
Cartago (en 400 adC) y después de Roma en 218 adC Las islas prosperaron bajo el dominio romano. Aún se conservan muchos restos de la presencia romana. En el 60, las islas fueron visitadas por San Pablo, que se dice que naufragó en las costas en lo que es la Bahía de San Pablo. Según la Biblia, San Pablo fue mordido por una víbora venenosa en Malta, pero no sufrió ningún daño, luego continuó su viaje a Roma, donde fue juzgado, condenado y decapitado.

El Sitio de Malta de 1565.
Después de un breve dominio
bizantino en 533 y, un probable saqueo de los vándalos, fueron conquistadas en 870 por los árabes, cuya influencia puede ser encontrada en la moderna lengua maltesa. En 1090, los árabes fueron finalmente sustituidos por los normandos de Sicilia, con lo que Malta volvió a ser cristiana. Fue en esta época cuando fue creada la nobleza maltesa, que todavía permanece hoy en día: hay 32 títulos que todavía se usan, siendo el más antiguo de los Barones de Djar il Bniet y Buqana. A partir de 1282 Malta pasa a formar parte de la Corona de Aragón, juntamente a Sicilia, después de la conquista por los almogavares catalanes y aragoneses de Roger de Lauria. Al pasar en el siglo XVI la Corona de Aragón y sus dominios de la Corona a la monarquia hispánica, en el 1530, el Rey Carlos I de España donó estas islas a los Caballeros Hospitalarios, en aquel momento conocidos como la Orden de San Juan de Jerusalén y Rodas, ya que Solimán el Magnífico los acababa de expulsar de sus fortificaciones en Rodas. Los Caballeros Hospitalarios, mejor conocidos como la Orden de Malta, mediante intervención del Papa Clemente VII, bajo la condición de permanecer neutrales en conflictos entre naciones cristianas.
En
1565, 40.000 soldados otomanos de Solimán el Magnífico sitiaron Malta con el objetivo de anexionarla al Imperio Otomano. Como en aquella época, los musulmanes dominaban el norte de África, la caída de Malta hubiera entregado protección a los barcos mercantes otomanos que navegase a lo largo de todo el Mediterráneo. Luego de la derrota turca, tanto españoles como turcos perdieron interés en controlar en su totalidad el Mediterráneo. Para proteger la isla de futuros desembarcos turcos, se construyó una ciudad fortificada en la península del monte Sceberras, bautizada La Valeta, en honor del Gran Maestre Jean Parisot de la Valette.
El dominio de los
Caballeros Hospitalarios terminó cuando Napoleón conquistó las islas en 1798. La ocupación francesa fue impopular y Los malteses se rebelaron contra ellos. Gran Bretaña, en conjunto con el Reino de las Dos Sicilias, envió municiones y ayuda. Los británicos también enviaron su flota, que instigaba un bloqueo a las islas. Las aisladas fuerzas francesas, bajo el general Claude-Henri Belgrande de Vaubois se rindieron en 1800, y los británicos tomaron el control de las islas, convirtiéndose en un protectorado y fue presentado por varios líderes malteses a Sir Alexander Ball.
En
1814, como parte del Tratado de París, Malta pasó a ser oficialmente parte del Imperio Británico. Debido a su proximidad con el Canal de Suez pasó a ser usada como puerto de escala hacia la India y fue cuartel general de la flota hasta mediados de la década de 1930.
La independencia de Malta fue concedida el
21 de septiembre de 1964. Según la Constitución de 1964, Malta mantiene como soberana a la reina Isabel I.
El archipiélago maltés se halla situado en el centro del Mediterráneo, a unos 93 km de las costas del sur de Sicilia. Lo componen las tres islas habitadas de Malta, Gozo y Comino y una cuarta isla muy pequeña, junto a Comino y que no se encuentra habitada, llamada Islote Cominotto; siendo la mayor de todas la isla de Malta. En diciembre de 2003, Malta tenía una población censada oficialmente de 397.000 habitantes, de los que 9.800 vivían en La Valeta, en Birkirkara 20.350 (38.000 la conurbación), en Qormi 20.300, y en Sliema 13.500. La capital tiene una conurbación alrededor que supera los 100.000 habitantes.
La ciudad antigua de La Valeta, declarada
Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980, es una de las áreas históricas más densas del mundo: en un área de 55 hectáreas se agrupan 320 monumentos.

4 comentarios:

Afrodita dijo...

Instructivo. excelente, gracias :)

Anónimo dijo...

Eliges temas muy interesantes Tibu gracias por compartirlos.

Muasess

asereT

Anónimo dijo...

joe joe
toy aprendiendo un hueveteee

Anna

Anónimo dijo...

joe joe
toy aprendiendo un hueveteee

Anna

Mas Que Sorprendente Reloj: