Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

sábado, 16 de febrero de 2008

Memorias de un niño Soldado.

Así es como se libran ahora las guerras: con niños traumatizados, drogados y empuñando AK-47. Los niños se han convertido en los mejores soldados. En los más de cincuenta confl ictos violentos que existen actualmente en el mundo, se cree que hay más de 300.000 niños soldados. Ishmael Beah fue uno de ellos.
¿Cómo se ve la guerra a través de los ojos de un niño soldado? ¿Cómo se convierte uno en asesino? ¿Cómo deja de serlo? Los niños soldados han sido descritos por periodistas, y los novelistas se han esforzado por imaginar su vida. Pero hasta ahora, no había ningún relato en primera persona de alguien que hubiera estado en el infi erno y haya sobrevivido. Ishmael Beah cuenta una historia fascinante. A los doce años, huye del ataque de los rebeldes y vaga por un país que la violencia ha vuelto irreconocible. A los trece años, entra en el ejército del gobierno, y Beah, un buen chico, descubre que es capaz de cometer actos terribles.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un hecho aterrador...
Son tan moldeables, es tan fácil hacerles creer que deben hacerlo, que cometen crímenes atroces sin ningún remordimiento... hasta que son mayores y: o crean una barrera para soportarse o intentan salir por todos los medios...
Se me antoja cruel, muy cruel...
Besos
Jose

Afrodita dijo...

Son arcilla, Jojo.. es una lastima, en mi pais ya se esta viendo eso.. los niños son para educarlos, para reir y hacerlos felices.. de tristeza, da pena y da muxa rabia..
uno mas para leer.. despues ke termine la Catedral del Mar...:P

Mas Que Sorprendente Reloj: