Lokos y Xifladas

Lokos y Xifladas

lunes, 24 de diciembre de 2007

¡Revélale tus fantasías sexuales!

Si has perdido un poco la brújula, y la sexualidad con tu pareja ya no es lo que era al principio, no te sientes (o acuestes) a esperar que se componga. Te damos siete ideas para confesarle a tu pareja lo que quieres en la cama:


1. Confiésale tus deseos en un bar


Proponle ir a un bar que le guste o que ambos quieran conocer. Intenta dirigir la charla hacia las cuestiones sexuales, de forma muy sutil y sin que se percate que era un plan elaborado, más bien una charla casi amistosa; tal vez sobre otras parejas que conozcan e incluso sobre algo ficticio o que se imaginen. Utiliza todas tus artes seductivas para que él esté interesado en el tema y que vuelva a percibir aquella chispa de las primeras citas. Cuando sientas que él está en ese estado un poco eufórico por efecto de la plática y, claro, un poco ayudados por el alcohol, entonces suéltale tu fantasía erótica, aquella que tanto te costaba decirle y que te daba vueltas en la cabeza. Deja la timidez a un lado y demuéstrale que tu también sabes pedir lo que te hace sentir bien.



2. Díselo en una fiesta


Otra idea es organizar una fiesta en casa, deja que invite a sus amigotes y a quien quiera y consiéntelo durante la velada. Intenta bailar con él, y si había algún resentimiento o enojo reciente bórralo, intenta que sea una reunión que no los estrese, todo lo contrario, que los acerque a sus amigos y que se sientan bien. Es una manera de decirle que lo quieres y de apapacharlo. PERO, también es para sacar una ventaja que igual él también disfrutará. Cuéntale hacia el final de la fiesta que con todo ello querías animarte a confesarle una de tus fantasías. ¡O todas! ¿Por qué no? Pero ten cuidado y mide que no se le hayan pasado las copas si no, al otro día no recordará nada y tu esfuerzo habrá sido nulo.



3. En la ducha, ¿porqué no?

Si hay confianza, la ducha es un buen lugar para sincerarse. Así que entre jabón y burbujas, y un masajito erótico, puedes confiarle tus más íntimos deseos. Además a los hombres les encanta que las mujeres hablen de sexo. Por favor, intenta que al decir las cosas, por más confianza que le tengas a tu pareja, no se escuchen vulgares, todo tiene que ser sutil. Elige las palabras que te gustaría que él usara para referirse a lo mismo. Pregúntale qué piensa y si le agradó que tomaras la iniciativa, esto acerca regularmente a las parejas. ¡Pero cuidado con lo que pides porque se te puede hacer realidad!



4. Una película muy especial

Un buen pretexto es elegir para un domingo una película sexy, o aquella a la que él le echó el ojo pensando que tú no lo estabas observando. La película pondrá el tono a la tarde, pero aún así intenta hacer cortos - sí, cortos - comentarios o preguntas sobre lo que están viendo. Así, él se dará cuenta de que estás interesada en el tema y al terminar de verla puedes preguntarle si él haría tal o cual cosa que hayan visto. Eso dará pie para que tu le digas con tooooodas sus letras lo que te interesa que hagan, recuerda siempre incluir un nosotros, un tú y yo, de lo contrario se sentirá excluido y de lo que se trata es que prueben nuevas aventuras juntos y de que tu nunca más guardes secretos de ese tipo. De alguna manera proponle que estén abiertos a escuchar las fantasías del otro, por más raras que estas parezcan.



5. Atrévete en una boda
Podría ser original tomar de pretexto una boda para retomar el romanticismo entre ustedes. De repente el ambiente puede ayudarte y cuando estén bailando bien pegaditos, le dices de frente y sin temor que lo deseas y cómo lo deseas. Es decir, sé explícita no ordinaria, y díselo de la forma en que lo visualizas, incluso descríbele la escena para que él sepa exactamente de qué estás hablando y pueda llevar a cabo lo que le estás pidiendo. Ahora, si él toma la iniciativa pues deja que participe como si también fuera su fantasía.



6. En un "e-mail"
Una opción tal vez más terrenal, pero que no deja de tener su encanto, es vía correo electrónico o mensajero instantáneo. A los hombres - créanme - les encanta que les escriban esas cosas y además no es muy común que las parejas establecidas intercambien este tipo de sueños eróticos en la red, casi es otra fantasía en sí misma. Sólo verifica el terreno cuando lo quieras intentar, no lo hagas cuando él te esté dando respuestas cortas porque eso quiere decir que tiene trabajo, o que no puede contestarte. Escríbele sobre tu fantasía cuando sientas que él está propenso a ese tipo de charlas, puedes mandar alguna pregunta tirabuzón para ver si está dispuesto. Y por favor, escribe poco a poco, describe, pregunta, cuestiona e interroga. Pero sobretodo no pierdas de vista que esto es de dos es para hacerlos cómplices y que lo que él diga también debes considerarlo, pues es un intercambio.





7. En una cena romántica

La forma linda de decirle, confiarle y confesarle tu fantasía es preparando una cena pero no romántica, más bien sensual. Todos sabemos que los alimentos y los vinos despiertan algo en nuestro interior, el disfrutar de estos aromas, colores, sabores se transmite a todo el cuerpo. Incluso hay alimentos especiales para despertar tal o cual sentido. No se trata que intentes ese mismo día completar tu fantasía, aunque si se puede por qué no, pero sí que prepares el terreno para que ambos estén en una especie de catarsis y abiertos a nuevas experiencias, incluso sólo a escuchar al otro. Dicen que el afrodisíaco más poderoso es la mente, así que ponla a funcionar y charla con él sobre esos temas que siempre se reservan para "otra ocasión", no lo dejes, pues cada uno hacemos esa ocasión.



Las fantasías son un pretexto para mantener la expectativa, no dejes de tenerlas y más importante: de llevarlas a cabo. Una fantasía que compartas con tu pareja se convierte en un lazo indisoluble de amor, respeto y camaradería. El triángulo perfecto de cualquier relación.
tomado de la red...

1 comentario:

TiburonX069 dijo...

Buenisim y practico Articulo.... y sobre las imagenes ni te digo.....
Muyyyy wapooo sisisiii.
Muakkkkkkkkkkkkkkk.

Mas Que Sorprendente Reloj: